Reformas fiscales

La Cámara de Comercio de la Ciudad de México criticó los cambios al Código Fiscal de la Federación, que contemplan nuevas sanciones, entre las que destaca cárcel a los contribuyentes bajo el supuesto de evasión fiscal.

El Presidente de la CANACO, Arturo Mendicuti, denunció que estas medidas lejos de incentivar la inversión y el empleo, fomentan la informalidad.

“Lo cual consideramos que lejos de estimular el cumplimiento de las obligaciones fiscales y el desarrollo de la formalidad promueven de una u otra manera un incremento en la informalidad”.

En el Seminario Anual sobre Reformas Fiscales 2012, lamentó el crecimiento del comercio ambulante, el cual en el último año, ocasionó un boquete fiscal por más de 83 mil millones de pesos.

“Resulta urgente adoptar un impuesto generalizado al consumo en el marco de una reforma fiscal avanzada que permita una mayor recaudación y contribuya a la simplificación administrativa”.

La Procuradora de Defensa del Contribuyente, Diana Bernal, cuestionó el embargo de cuentas bancarias.

“Como problema sistémico o sea común de los contribuyentes y le estamos dando 30 días a las autoridades fiscales federales para que manifiesten lo que a su derecho convenga”.

Indicó que el hostigamiento es tal, que de 2006 a la fecha los embargos en cuentas bancarias por parte del SAT, el IMSS y el INFONAVIT se han triplicado, muchos de los cuales, no están completamente justificados.

Oscar González

Cárcel por evasión fiscal

Penas que van de los tres meses hasta los nueve años de cárcel para los contribuyentes que no presenten sus declaraciones de impuestos en un periodo mayor a un año.

Con base en las modificaciones al artículo 109 del Código Fiscal de la Federación, aprobadas por el Congreso de la Unión, el arresto será por evasión fiscal.

El Servicio de Administración Tributaria informó que si el contribuyente no presenta durante este mes de enero la declaración por el impuesto al valor agregado, para enero de 2013 incurriría en el supuesto de defraudación.

Detalló que el contribuyente se hace acreedor a una pena de tres meses a dos años, cuando el monto de lo defraudado no exceda el millón 221 mil 950 pesos.

De dos a cinco años cuando el monto exceda de un millón 221 mil 950 pesos y hasta el millón 832 mil 920 pesos.

Prisión de tres a nueve años cuando la defraudación supere un millón 832 mil 920 pesos.

Explicó que las declaraciones definitivas son las que se hacen mensualmente por concepto de IVA y las anuales por el Impuesto Sobre la Renta, el ISR.

Nora Morales, del Comité de Asuntos Fiscales del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, aclaró que la medida no solo aplica al IVA, sino también al ISR e incluso al Impuesto Empresarial a Tasa Única, IETU.

El SAT reporta 36.5 millones de contribuyentes activos, de los cuales 35.1 millones son personas físicas y 1.4 millones empresas.

Oscar González

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 41.224 seguidores