La figura del juez de ejecución de sentencia en el nuevo sistema penal mexicano

Se requerirán alrededor de 300 millones de pesos para que entre en función la figura del juez de ejecución de sentencias en el Distrito Federal.

De acuerdo con el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del DF, Edgar Elías Azar, al no tener la infraestructura para la plena implementación el próximo mes, sólo iniciarán la labor dos o tres jueces.

“Necesitamos poner cinco juzgados en cada reclusorio, que esté adosados a los túneles de prácticas, esos juzgados deben tener características especiales tienen que ser salas orales, hay que hacer labor de construcción, desde luego ya no nos va a dar tiempo de hacerlo”.

Luego de la inauguración del foro “La figura del juez de ejecución de sentencia en el nuevo sistema penal mexicano”, Elías Azar reconoció las complicaciones para la actividad de los nuevos jueces.

“No tenderemos forma de comunicarnos con el interior del reclusorio, no va a haber túneles ahí, en los traslados para la Secretaría de Gobierno va a ser un problema, vamos a tener, que reclamar, o exigir o pedir o solicitar muchos traslados, en fin vamos a tener que ir caminando y resolviendo problemas”.

Reconoció que no se conocen las cargas de trabajo que representará la implementación de la figura.

Señaló que uno de los problemas es que hay pocos funcionarios que acrediten la certificación requerida para ser juez de ejecución de sentencia.

Mario López Peña

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 32.381 seguidores