CNTE sale del Zócalo

CNTE libera Zócalo capitalino

CNTE libera Zócalo capitalino

27 días después, este cobertizo irregular de mantas y plásticos finalmente fue levantado.

Este viernes 13 de septiembre, el campamento-plantón de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación amaneció con las maletas hechas.

Y es que horas antes, magisterio y autoridades habían acordado la liberación del Zócalo, justo a unas horas del arranque de los festejos patrios. Acuerdo al filo de la navaja.

Pero mientras unos levantaban y quemaban los restos del plantón, otros avisaban que no se moverían y se preparaban para ello, armándose con lo que tenían a mano.

Desde las 10 de la mañana, la Policía Federal sobrevoló la Plaza de la Constitución en el primer aviso de que la oferta de retirarse por voluntad propia era limitada.

Para entonces, el tránsito vehicular en el Centro Histórico era equivalente a cero, y los comercios bajaban sus cortinas.

Las columnas de la Policía Federal se movían por las calles perimetrales ubicándose prácticamente en todas las bocacalles que llevan al Zócalo.

Hacia el sur, en República del Salvador en sus esquinas con Pino Suárez y 20 de noviembre. Ahí se dio la primera escaramuza.

Al norte, policías en la calle de Moneda y República de Cuba.

Al poniente en 5 de Febrero; al oriente, en Venustiano Carranza, justo a las puertas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El cerco estaba tendido.

El Gobierno Federal anunció que el operativo estaba listo, que todas las instancias se habían agotado y que el Zócalo debía ser desalojado.

No había nada más que negociar.

A las improvisadas trincheras levantadas por quienes se negaban a salir, acudieron brigadas de la Cruz Roja y observadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

La tensa calma tenía ya en escena, a todos sus personajes.

En punto de las 4 de la tarde, la Policía Federal inició su avance hacia la Plaza de la constitución.

Lo hizo desde el norte, por la calle de Moneda; mientras al sur, un grupo no mayor a 100 personas lanzaban petardos a los uniformados.

Fue entonces que se recibió la orden y todas las columnas avanzaron hacía el Centro.

En menos de 20 minutos y apoyados por 2 vehículos antidisturbios, la Policía Federal entró a la Plaza de la Constitución y adelantó líneas hacia el sur, empezando la persecución de inconformes por 20 de noviembre.

Para entonces era imposible distinguir entre un profesor, un anarquista o un ciudadano atrapado en el desorden.

Con el Zócalo libertado, el operativo se extendió hacia 20 de Noviembre esquina con Avenida Izazaga. El disturbio se movió 7 cuadras y ahí, se registro un nuevo enfrentamiento.

Las columnas de la Policía Federal ocuparon prácticamente todo el Centro Histórico desde los cuatro puntos cardinales y encapsularon a los inconformes cerca del Monumento a la Revolución.

El saldo preliminar es de al menos 20 detenidos y 15 personas heridas; en su mayoría policías.

La estrategia policiaca dirigida desde el aire, buscó evitar choques más violentos.

Y mientras una fuerza salía, otra entraba para ocupar el Zócalo para ocuparse de toneladas de desperdicios que son saldo de una lucha bien y mal vista;

Una lucha que cerró un capítulo luego de un operativo policiaco que también, será bien y mal visto.

27 días después, el Zócalo contaba una nueva historia.

Marco Antonio Silva

Acerca de canaljudicial
Canal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

2 Responses to CNTE sale del Zócalo

  1. Reblogged this on Revista Zona 2050 and commented:
    Revista Zona2050 ***ACCESO LIBRE***

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: