Resoluciones de las Salas de la SCJN

La Primera Sala de la Corte decidió ejercer su facultad de atracción para conocer de un incidente en revisión en el que estudiará si viola los derechos a la libertad personal y a la presunción de inocencia contenidos en la convención americana de derechos humanos, el criterio que califica como graves los delitos que se castigan con penas mayores a cinco años.

Disposición contenida en los artículos 268 y 556 del Código de Procedimientos Penales de la capital, los cuales, consideran improcedente la libertad provisional bajo caución.

Asunto que les permitirá pronunciarse sobre la libertad provisional, la proporcionalidad de las penas y los bienes jurídicos tutelados.

También atrajo un amparo relacionado con la demanda de reparación de daño moral y material, que exige una conductora de televisión a una revista que publicó unas fotos suyas mostrando la parte superior de su cuerpo descubierto.

Este asunto permitirá definir el derecho a la propia imagen en el sentido de si constituye un derecho personalísimo, relacionado con la vida privada, que protege la liberta de cada persona para decir en qué casos y bajo qué circunstancias, su imagen puede ser utilizada por terceras personas; además podrán decidir si el derecho a la propia imagen colisiona con el derecho a la libertad de expresión.

Al resolver la contradicción de tesis 222/2013 determinó que tratándose de un emplazamiento, es ilegal la diligencia atendida por un menor de 18 años, pero mayor de 16.

Indicaron que este tipo de actos, solo pueden realizarse con personas que tienen aptitud reconocida por el derecho para realizar actos jurídicos y sus implicaciones.

Indicaron que con ello se evita que menores queden vinculados a las consecuencias jurídicas de los actos en los que intervienen.

La Segunda Sala, resolvió que los artículos 199 bis y 199 Bis 1 de la Ley de propiedad industrial, contiene solo las medidas precautorias para prevenir y evitar violaciones a los derechos de propiedad industrial.

Indicaron que estas normas buscan salvaguardar la materia del litigo y son diferentes a los derechos humanos, en consecuencia no son inconstitucionales, por ese motivo se negó un amparo al quejoso que las impugnó.

Al resolver la contradicción de tesis 157/2013 determinó que la certificación de derechos que expide el seguro social, debe exhibirse en original en un juicio laboral, en el que se le reclaman prestaciones inherentes a su carácter de ente asegurador y no como patrón.

Señalaron que el exhibir el documento en copia, obligaría a su compulsa retardando así la impartición de justicia de acuerdo al 17 constitucional, la cual debe ser pronta y expedita.

También fijó como criterio que para validar las actuaciones judiciales o jurisdiccionales, además de la firma de los servidores públicos que intervienen, es necesario que también se consigne el nombre de estos.

Argumentaron que con la firma, nombre y cargo de los servidores públicos que participan en este tipo de diligencias se formaliza la legalidad y validez de dichos actos.

Precisaron que este criterio, no se contrapone con el establecido por el Máximo Tribunal en la jurisprudencia 62/2006 de rubro: actuaciones judiciales, para su validez basta la firma de los servidores públicos  que en ella intervengan, siendo innecesarios que también se asienten los nombres y apellidos.

José Luis Guerra García

Acerca de canaljudicial
Canal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: