La Primera Sala aprobó una tesis aislada en la que define las atribuciones del juez, en los casos que se vean involucrados menores

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación interpretó que el juzgador tiene el deber de verificar de oficio, si durante un proceso penal surgen indicios de que un niño, niña o adolescente, puede tener el carácter de víctima del delito, a fin de determinar si es acreedor o no a la reparación integral del daño.

Esto debe ser así, explica la tesis aislada, aun cuando el Ministerio Público o sus legítimos representantes no hubieran aportado elementos tendientes a acreditar su carácter de víctima.

De acuerdo con este criterio unánime de la Primera Sala, emitido tras la resolución del amparo directo en revisión cuatro mil 646 de 2014, el principio de interés superior del menor demanda que en toda situación donde niñas, niños y adolescentes se vean involucrados, se trate de proteger y privilegiar sus derechos.

Esto, aun cuando no formen parte de la litis o las partes no los hagan valer, o incluso, cuando el material probatorio sea insuficiente para esclarecer la verdad de los hechos.

Mario López Peña

@elogiodeljabon

Anuncios

Acerca de canaljudicial
Canal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: