Qué saben los niños del Día de Muertos

Ellos, igual que los adultos se ríen de la catrina, le cantan a las calaveras y se comen las figurillas de chocolate o azúcar que las representan.

“Laca laca la calaverita de azúcar… laca laca la calaverita”, Diego.

Diego cursa el primer grado de preescolar, le gustan las ofrendas y sabe que poner en la mesa del altar.

“En la ofrenda ponen frutas y jugos y refresco donde los niños murieron”, Cristina.

Cristina piensa que la muerte es dolor para los que se quedan y misterio para los que se van.

“Yo creo que a las personas que se les mueren sus familiares les duele mucho… Las personas que se mueren se van  al cielo… Los malos se van abajo y los buenos se van arriba”, Oscar.

Oscar creé que los muertos no se van… Que viven en nuestros recuerdos.

En ese día los que ya se murieron nos visitan porque su espíritu que vive en nosotros, su recuerdo que ese día los recordamos y les ponemos una ofrenda que es como un tributo hacía ellos, para que no se nos olviden”, Axel.

Inmersos en la tradición, chicos y grandes bromean con la muerte, cuenta historias de terror y aseguran que no le tienen miedo.

No me da miedo porque solo está la gente vestida”, Abigail.

“A mí no me da miedo porque son de a mentiritas”… No me espanta a mí, porque algún día todos nos tenemos que morir”, Oscar.

Verónica González