Trabajadoras del hogar

En México hay más de dos millones de personas que trabajan en el hogar.

Son principalmente mujeres y la gran mayoría lo hace en condiciones de explotación y sin seguridad social.

Es el caso de la señora Magdalena Cabello, quien comenzó a trabajar en labores domesticas desde hace 20 años.

“Por la edad ya no nos dan trabajo, luego cuando nos enfermamos nos descansan, no nos pagan”.

Dice que su principal preocupación es que en algunos años ya no podrá trabajar y no tiene acceso a una jubilación.

Por esa razón acudió al Senado de la República, donde este miércoles se realizó el foro “Miradas hacia un trabajo digno para las personas trabajadoras del hogar”.

 “El trabajo en el hogar es uno de esos espacios en donde todavía vemos prácticas de servidumbre, vemos prácticas muy cercanas a la esclavitud”, Luis González Placencia, Presidente CDHDF.

Ahí, el Senador Carlos Navarrete hizo un llamado al Gobierno Federal para terminar la revisión del Convenio 189 que firmó el año pasado con la Organización Internacional del Trabajo.

Pidió que lo más pronto posible sea enviada al Senado donde deberá ser ratificado el convenio.

 “Quiero asumir el compromiso personal de que llegando al Senado en no más de 10 días las comisiones puedan dictaminar su ratificación, subirlo al pleno y ratificarlo en función de las facultades que el Senado tiene”.

El Convenio 189 establece los derechos elementales que deben tener todas las trabajadoras domésticas.

Como son horas de trabajo razonables, descanso semanal de 24 horas consecutivas, información clara sobre los términos y condiciones del empleo, así como el respeto a sus derechos humanos.

Juan Carlos González

 

Reforma electoral

Aunque la reforma electoral del 2007, ofrece mejores elementos para la calificación de las elecciones, es perfectible, aseguró el Magistrado Presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Alejandro Luna Ramos.

Dijo que por ello, presentarán a la nueva legislatura del Congreso, un catálogo de problemas donde se señalen las deficiencias que existen sobre todo, de carácter procesal que deben aligerarse.

“Por ejemplo, establecer mejores lineamientos para la libertad de expresión, y sobre todo para la prensa… Existen todavía algunas restricciones que debemos de cuidar… Por ejemplo lo de los debates, podría ser que necesite una apertura mejor en la ley”.

Y es que, el Presidente del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, Carlos Navarrete, dijo que no se dará marcha atrás a la reforma electoral, ya que da a los órganos electorales, los instrumentos para garantizar una elección equitativa, respetuosa, que pase la prueba de la democracia.

Este Senado está orgulloso de la Reforma Electoral que impulsamos contra viento y marea, contra poderes fácticos, que hoy todavía no se resignan a acatar plenamente el texto constitucional. Pero, hay que decirlo con claridad, en la reforma realizada ni un paso atrás, ni un centímetro atrás”.

El Rector de la UNAM, José Narro, aseguró que para transitar a una elección democrática es fundamental  la participación ciudadana y soluciones reales de los candidatos.

“Requerimos un debate amplio sobre cómo estamos, los problemas que tiene México en particular en forma muy especial sobre las propuestas de solución”.

Aclaró que la participación de científicos e investigadores universitarios en campañas electorales, es a título personal.

Martha Rodríguez