Orden de cateo

El Código Penal de Baja California Sur establece que si los habitantes de una casa o los responsables de un establecimiento cerrado autorizan el ingreso de la policía a su domicilio, no es necesaria una orden de cateo.

Al resolver un juicio de amparo la Primera Sala de la Corte consideró válida esta norma, siempre y cuando el ingreso de la policía sea a petición de los habitantes de la vivienda en un caso de emergencia.

En ningún otro supuesto la autoridad puede pasar por alto la exigencia constitucional de la orden de cateo.

Derivado de este juicio la Sala emitió 7 tesis de aisladas con los siguientes criterios:

La inviolabilidad del domicilio es un derecho fundamental.

Los almacenes, fábricas, oficinas, tiendas, restaurantes, bares o discotecas no se pueden considerar como domicilio con el objeto de ejercer este derecho.

Sin embargo, esto no significa que la policía pueda ingresar a estos lugares sin fundamentar y motivar debidamente su actuación.

No son válidos los cateos disfrazados como un ingreso al domicilio con autorización del particular.

Para realizar un cateo siempre será necesaria una orden judicial.

Cuando no se cumplan los requisitos que establece la ley, las pruebas que se obtenga del cateo serán ilícitas y no podrán formar parte del acervo probatorio de la investigación.

En los casos en que, derivado del ingreso de la policía a un domicilio, resulten pruebas incriminatorias en contra de un tercero, éste quedará legitimado para hacer valer una violación al principio de inviolabilidad del domicilio.

Verónica González