Control de convencionalidad también aplica para el debido cumplimiento de sentencias de la CoIDH

En más de 20 casos contenciosos que involucran a 13 estados del Continente, la Corte Interamericana de Derechos Humanos los ha condenado a ejercer control de convencionalidad.

Así lo advirtió el juez, Eduardo Ferrer Mac Gregor al participar en el Diplomado que se realiza en la UNAM sobre el Sistema Interamericano de Derechos Humanos “Héctor Fix Zamudio”.

“Con diversos matices, con diversas opciones pero la doctrina fuerte quedó ahí sentada a mi juicio y que luego hubo desarrollos obviamente, pero a la luz de ésta premisa inicial”.

Los casos más importantes para la Corte Interamericana fueron los de Heliodoro Portugal en 2008, Radilla Pacheco en 2009, Cabrera García y Montiel Flores en 2010 y Helman contra Uruguay en 2011.

Los jueces, dijo Ferrer, deben aplicar el control de convencionalidad, independientemente si son de primera o segunda instancia o la especialidad que tengan.

“El control de convencionalidad también es un elemento para el debido cumplimiento de las propias sentencias de la Corte Interamericana, a través de lo que la Corte llama norma convencional interpretada y la cosa juzgada para un país determinado”.

El secretario ejecutivo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Pablo Saavedra aseguró que el carácter vinculante de las sentencias de la Corte van más allá del caso en concreto.

“Los grandes lineamientos jurisprudenciales de la Corte trascienden el caso en concreto y tienen un efecto erga Homner porque es una interpretación válida de la Corte Interamericana”.

Los integrantes de la Corte coincidieron en que las sentencias tienen un sentido general como la Ley de Amnistía de Perú, de la cual determinó que carece de efectos jurídicos al ser contraria a la Convención Americana.

Ya que era aplicada a militares para no ser juzgados por violaciones a derechos humanos situación que aplica para todos los estados parte.

Martha Rodríguez

@marthaarod 

Dicta Juez Eduardo Ferrer Mac-Gregor conferencia, «El Caso Gelman contra Uruguay».

Desde la creación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en los años setentas, éste organismo ha resuelto 175 casos y ha emitido 21 opiniones consultivas, afirmó el Juez de la Corte, Eduardo Ferrer Mac-Gregor.

“La Corte Interamericana en toda su historia, que estamos cumpliendo 35 años de existencia, empezó a funcionar en 1979 cuando se designan los primeros jueces y se celebra la primera audiencia en Washington, ahí se celebró las primeras audiencias antes de tener su sede en San José, Costa Rica, y derivada de la puesta en marcha del Pacto de San José, en 1978, ahí ya inicia funciones”.

El Juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos señaló que éste organismo se ha afrontado en 14 ocasiones al análisis de las leyes de amnistía.

“Esto representa casi un 10 % del total de su jurisprudencia en materia penal o procesal penal, o sea de 175 casos que ha resuelto resulta que 140, 141, son en materia penal o procesal penal, más del 80% del total de la jurisprudencia de la Corte Interamericana tiene que ver con violaciones graves a derechos humanos”.

Lo anterior lo explicó Ferrer Mac-Gregor al dictar la conferencia El Caso Gelman contra Uruguay. Leyes de Amnistía y Control de Convencionalidad, en la sede alterna de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El caso Gelman se refiere a la sustracción de un recién nacido contra la familia Gelman García, durante la dictadura cívico militar que gobernó Uruguay entre 1973 y 1985, mediante detenciones arbitrarias, torturas, ejecuciones y desapariciones forzadas perpetradas por las fuerzas de seguridad e inteligencia de la dictadura uruguaya y argentina.

“Este terrorismo de Estado, inclusive implicó la sustracción y apropiación de niños y niñas, varios de ellos recién nacidos o nacidos en cautiverio, donde una vez ejecutados los padres, los niños eran entregados a familias de militares o de policías, esto se descubre en el caso Gelman por parte de la Corte Interamericana a través del testimonio de los familiares de las víctimas”, Fernando Silva García, Juez 8º. de Distrito en Materia Administrativa EN EL DF.

En marzo del año 2000, la familia Gelman tuvo contacto por primera vez con la persona que había sido arrebatada de sus padres, y en el 2005 pudo recobrar su verdadera identidad.

Miguel Nila

Presentación de la sexta edición del libro “Teoría constitucional”.

La contradicción de tesis 293/2011 que resolvió la Suprema Corte marcará el futuro de la Décima Época jurisprudencial,  advirtió el juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eduardo Ferrer Mac Gregor.

Dijo que con la resolución que por primera vez en la historia va acompañada de los votos de todos los ministros, se establece un bloque de derechos denominados, de regularidad constitucional.

La contradicción de tesis es sobre las normas de derechos humanos de fuente internacional y su competencia con la Constitución.

“Hoy los derechos de fuente internacional, los derechos humanos contenidos en los tratados internacionales y ratificados por México son Constitución, ese simple hecho evidentemente trastoca nuestro sistema constitucional y democrático  de derecho y el entendimiento mismo que teníamos de la supremacía constitucional”.

Durante la presentación de la sexta edición del libro “Teoría constitucional”, Ferrer Mac Gregor dijo que el engrose de la contradicción de tesis tiene una relevancia importante, ya que es la manera en que vamos a entender la constitución, vinculada a las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El abogado general de la UNAM, Luis Raúl González Pérez explicó la aportación de la sexta edición de la obra sobre la teoría constitucional, que ya incluye la reforma de derechos humanos de 2011.

“Este libro no se limita a una simple enunciación de las normas que componen la Constitución, ni a la mención de conceptos  generales de lo que es o debería ser una Constitución en abstracto, sino que adopta una postura intermedia entre ambos aspectos”.

“En derechos sociales y en los llamados derechos de tercera generación que ya han sido inscritos en la Constitución no solamente eso sino hemos avanzado enormemente en la protección de esos derechos”, José Gamas Torruco, Académico Facultad de Derecho, UNAM.

Entre los apartados está el origen de la Constitución, legitimidad, poder constituyente, reformas a la carta magna, formas de gobierno y límites a la autoridad.

Martha Rodríguez

@marthaarod 

Modera Ministro Presidente Juan Silva Meza presentación de libro sobre derechos humanos y control de convencionalidad

DDHHA partir de la reforma constitucional de 2011 todos los juzgadores tienen la característica de ser protectores de los derechos humanos de las personas.

Así lo señaló el Ministro Presidente Silva Meza en la presentación del libro “La interpretación conforme el modelo constitucional ante los tratados internacionales sobre derechos humanos y el control de convencionalidad”.

 “Uno de los aciertos que ha tenido la reforma constitucional, o las reformas constitucionales de los últimos años, pero en particular la de derechos humanos es la de convertirnos, igualarnos a todos los juzgadores participes de esta responsabilidad constitucional en la judicatura nacional”.

Una obra, dijo, que por sus características y por su contenido, es un texto obligado para todos los operadores jurídicos pero en particular para los jueces.

El juez mexicano de la Corte Interamericana de Derechos Humanos reconoció que los esfuerzos de la Suprema Corte en la protección de derechos humanos son un claro reflejo del avance de la salvaguarda de estas garantías en México.

 “No es casualidad de que se haya otorgado el premio de naciones unidas en materia de derechos humanos a la suprema corte de justicia de la nación el 10 de diciembre pasado, como tampoco es casualidad que la resolución del famosísimo expediente varios 912, el famoso ya caso radilla como se le conoce,  sea hoy patrimonio mundial declarado por la UNESCO”, Eduardo Ferrer Mac-Gregor, Juez CoIDH.

La Ministra Olga Sánchez Cordero afirmó que fue a partir del célebre Caso Radilla Pacheco que los jueces nacionales se convirtieron en los primeros jueces interamericanos.

 “Desde entonces todos los jueces mexicanos tenemos la obligación de velar por el cumplimiento y la regularidad de los tratados internacionales en materia de derechos humanos, realizando así un control de convencionalidad ex oficio”.

 “Y es un esfuerzo colectivo ahí prácticamente intervenimos todos, , intervenimos la judicatura federal, jueces, magistrados y ministros, los criterios son elaborados también bajo el impulso de quienes llegan con nosotros a plantear sus asuntos , o sea es un trabajo integral”, Juan Silva Meza, Ministro Presidente SCJN.

El autor de la obra comentó que la interpretación conforme es la reparación del daño, como garantía de no repetición.

“El avance constitucional de los derechos humanos entonces, a través de la interpretación, va siendo proporcional a la reivindicación de las víctimas”, José Luis Caballero Ochoa, Autor de la obra.

Los comentaristas del libro coincidieron que es una obra que refleja la manera en que los derechos humanos se han constitucionalizado en nuestro país a partir de la reforma de 2011.

Emmanuel Saldaña

XIV Jornadas sobre justicia penal

La implementación de la reforma constitucional en materia penal no puede pasar por alto los criterios del Sistema interamericano de derechos humanos.

De acuerdo con Sergio García Ramírez, jurista y ex presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, esto es necesario en el contexto de violencia que vive el país.

“Esto es importante en un país como el nuestro que tiene que librar una batalla ardua, una batalla constante para enfrentar los más graves delitos, hay que hacerlo, hay que hacerlo con energía, no son simplemente ideas, son derivaciones de la normativa internacional, pero hay que hacerlo respetando puntalmente, con pulcritud, con constancia los derechos fundamentales de las personas”.

Eduardo Ferrer Mac Gregor juez de la Corte Interamericana, destacó que no se revisan en México las grandes líneas jurisprudenciales  de esta corte en materia penal.

“Parece que aquí en México nos quedamos en Radilla o en las fotografías jurisprudenciales y nos olvidamos que después de Radilla pues ha habido otros casos incluso de condena al Estado mexicano sobre la misma materia”.

Hasta ahora el máximo órgano regional de derechos humanos ha conocido de 165 casos contenciosos.

“De los 165 casos que ha resuelto la Corte Interamericana hasta el día de hoy, tenemos que 134 casos se refieren de manera directa o indirecta a la materia penal o procesal penal”.

Es decir, más del 80 % de los casos contenciosos de la Corte Interamericana en sus 25 años de jurisprudencia apuntan a la materia penal.

En 61 ha analizado si hay tortura.

En 34 si hay ejecuciones extrajudiciales.

En onces casos, si se trató de masacres.

Mario López Peña

Presentación del libro «Diálogo jurisprudencial en derechos humanos»

Los países de América Latina se encuentran en un proceso de construcción de una nueva cultura jurídica.

Se está creando un sistema distinto para la protección de los derechos humanos, advirtió el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Diego García Sayán.

En la presentación del libro «Diálogo jurisprudencial en derechos humanos» de Eduardo Ferrer Mac Gregor y Alfonso Herrera, García Sayán habló de los avances de la Corte Interamericana en el nuevo sistema jurídico.

“El desarrollo de la jurisprudencia del tribunal interamericano que creó su propia manera de concebir su papel no restringiéndose a determinar si había o no responsabilidad del Estado en un caso sino ampliándolo a un sistema de reparaciones integrales que incluye no solamente responder un caso específico sino medidas de no repetición”.

Participaron destacados juristas quienes hablaron de la importancia de los tratados internacionales en derechos humanos como parte del nuevo sistema constitucional.

“Debemos concentrarnos en perfeccionar la protección nacional que es la más importante, la otra es complementaria pero indudablemente que la jurisprudencia de la Corte desde mi punto de vista no es… ni obligatoria para los estados que no han sido condenados, pero es una guía invaluable”, Héctor Fix Zamudio, Investigador emérito, IIJ UNAM.

“Vayan haciendo realidad poco a poco esa tarea de defender y proteger los derechos y como no lo pueden hacer solos tienen que hablar y enterarse de lo que hace el juez de al lado”, Pablo Pérez Tremps, Universidad Carlos III de Madrid.

Además destacaron las aportaciones que el libro traerá para el sistema jurídico mexicano.

“También significa un aporte no sólo para la materia específica de los derechos humanos, sino en general para advertir la importancia que los derechos humanos siguen teniendo como instrumento de renovación, más bien de construcción primero y renovación después de los sistemas constitucionales”, Diego Valadés, Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional.

“Lo que se trata es de construir una nueva cultura jurídica, decía yo, los jueces no conocen la jurisprudencia de la Corte, los jueces mexicanos no conocen la jurisprudencia de la Corte Interamericana, bueno hay que empezar a cambiar esta idea”, Miguel Carbonell, Investigador, IIJ UNAM.

Eduardo Ferrer Mac Gregor, autor y juez de la Corte Interamericana, dijo que la presentación de la obra coincide con la entrada en vigor de la Décima Época del Semanario Judicial de la Federación.

“Hace dos años inició México un nuevo diálogo, un nuevo diálogo que se refrendó o que se amplió por una reforma constitucional que tiene como eje fundamental, la efectividad de los derechos, esto no es casualidad”.

El libro “Diálogo jurisprudencial en derechos humanos” fue realizado en memoria del jurista Jorge Carpizo Mac Gregor.

Martha Rodríguez

La importancia del control de convencionalidad

Eduardo Ferrer Mac Gregor, juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, subrayó la importancia del control de convencionalidad para fomentar el diálogo entre las cortes de la región.

El propósito central, explicó, es fortalecer el Sistema interamericano de derechos humanos.

“Si dos tribunales no quieren dialogar, simple y sencillamente no va a haber diálogo… Hoy ese diálogo jurisprudencial es reglado, un diálogo jurisprudencial necesario para el establecimiento de estándares mínimos y esto implica que nadie tenga la última palabra”.

Los jueces interamericanos también están en constante formación al ver que se ha resuelto al interior de los países que aceptan su competencia contenciosa.

Aspecto, indicó, que fomenta el diálogo jurisprudencial.

“Sino que entre todos vamos formando estos estándares mínimos regionales”.

Un aspecto clave para entender el control de convencionalidad, dijo, es que los jueces nacionales son parte del Sistema interamericano de derechos humanos.

Son ellos, aclaró, quienes deben revisar la Convención Americana y la interpretación que la Corte ha hecho de ella.

Dentro del Curso de formación en el Sistema interamericano de derechos humanos en sus resoluciones señaló que la Corte Interamericana ha mandatado a 13 estados el ejercicio del control de convencionalidad.

Mario López Peña

Presentan libro “El nuevo juicio de amparo”

Las reformas constitucionales en materia de amparo y derechos humanos, dan la mayor protección a la dignidad humana.

Las reformas constitucionales en materia de amparo y derechos humanos, dan la mayor protección a la dignidad humana.

Las reformas constitucionales en materia de amparo y derechos humanos, dan la mayor protección a la dignidad humana.

El contexto de estas reformas constitucionales es lo que define el nuevo juicio de amparo, aseguró el juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eduardo Ferrer Mac-Gregor.

“Y este nuevo contexto es el de la efectividad de los derechos humanos, y yo creo que eso cambia radicalmente, o puede cambiar radicalmente la esencia y la finalidad de nuestro juicio que tenía esa finalidad como origen y que en alguna parte de nuestra historia cambio para que no fuera tan efectivo”.

Otro factor que determina la efectividad en la protección de los derechos fundamentales de las personas, dijo,  es que detrás hay un sistema interamericano en materia de derechos humanos.

“Nos mueve a que sí deberíamos de entender ahora el amparo como un sistema, un sistema donde el amparo ya no se explica por la propia ley de amparo como antes, un sistema donde ahora el amparo esta dentro de algo mucho más amplio normativamente”.

Presentan libro sobre el nuevo juicio de amparo.

Presentan libro sobre el nuevo juicio de amparo.

Al presentar el libro “El nuevo juicio de amparo” los autores Eduardo Ferrer Mac-Gregor y Rubén Sánchez Gil afirmaron que afianzar el nuevo sistema tomará años hasta que se logre tener un cúmulo jurisprudencial que de claridad a los aspectos esenciales.

En la obra hacen referencia a este juicio como  el juicio de derechos fundamentales, que va más allá de un juicio de garantías.

El texto es una guía que reúne las tradiciones intelectuales en la materia de Ignacio Burgoa Orihuela y Hector Fix Zamudio, entre otros.

Emmanuel Saldaña

Presentan libro “El nuevo juicio de amparo, guía de la reforma constitucional y nueva Ley de amparo”

El Ministro Juan Silva Meza, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación llamó a magistrados y jueces federales a comprometerse en la interpretación de la nueva Ley de amparo.

“Años y años diciendo la ley, la ley, la ley, ahora a operarla, ahora a entenderla, ahora a interpretarla con un gran compromiso”.

Lo hizo durante la presentación del libro El nuevo juicio de amparo, guía de la reforma constitucional y nueva Ley de amparo de los doctores Eduardo Ferrer Mac-Gregor y Ruben Sánchez Gil.

El Ministro Presidente destacó que ha culminado una primera etapa de capacitación nacional con motivo de la nueva Ley de amparo.

“Ahora podemos decir, creo, sin exagerar que tenemos una ley reglamentaria del primero constitucional, del 103 y del 107 con todo lo que ello significa, un nuevo paradigma una nueva forma de interpretar, una nueva forma de hacer, siempre en función del respeto fundamental de los derechos de las personas”.

El Ministro Arturo Zaldívar, expresó su preocupación por la aplicación de la suspensión del acto reclamado, en este nuevo paradigma constitucional.

“Si no entendemos los jueces cómo opera la suspensión actualmente y queremos aplicarla como se aplicaba antes y la combinamos con el interés legítimo corremos el riesgo de generar consecuencias muy desfavorables en la vida social de nuestro país”.

Para el Ministro Luis María Aguilar el debate sobre la nueva ley, aclara dudas y dará certidumbre sobre el camino que debe seguir el juicio de derechos fundamentales.

“Nos encontramos en una nueva etapa, en la que habrán indefectiblemente aciertos, dudas y errores, pero gracias a los cuales, poco a poco durante los años venideros todos iremos encauzando el juicio de derechos fundamentales a un rendimiento óptimo”.  

La Ministra Olga Sánchez Cordero, indicó que este libro se debe convertir en un referente para la construcción de doctrina sobre el juicio de amparo en México.

“Será un referente obligado, no solamente para los jóvenes estudiantes de la carrera de derecho, o para el novel abogado que se integra a las filas de la actividad profesional, sino para todos nosotros que nos interesamos en este esencial mecanismo de un estado constitucional democrático social de derecho”.

Eduardo Ferrer Mac-Gregor, juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y coautor de la obra, destacó el compromiso que el Ministro Presidente de la Suprema Corte, Juan Silva Meza, ha tenido en torno a la protección de los derechos humanos.

“Ese buen rumbo y destino lo ha iniciado el ministro presidente Juan Silva Meza que a los seis meses de haber asumido esta trascendental responsabilidad se aprobó la reforma de 2011… Hay que reconocer y aplaudir también la extraordinaria labor que está haciendo la Suprema Corte de Justicia en conjunto, y en general el Poder Judicial de la Federación… Mis colegas felicitaron y pusieron como ejemplo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación mexicana como ejemplo a seguir hacia las altas jurisdicciones nacionales”.

Indicó que no se debe esperar a la jurisprudencia para la construcción del nuevo paradigma constitucional en México pues la responsabilidad es de todos los vinculados con el sistema de justicia.

Mario López Peña

Presentan libro “El nuevo juicio de amparo, guía de la reforma constitucional y la nueva Ley de amparo”

José Ramón Cossío y Fernando Franco González Salas, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, coincidieron en que el éxito de las reformas constitucional en materia de amparo y de la Ley de amparo, no sólo depende de los juzgadores.

“Ahí hay un reto muy importante para que como comunidad académica que debe explicar esto o como comunidad jurisdiccional que tenemos que aplicar estas disposiciones o como comunidad de litigantes que inclusive tienen que hacer trabajos de autoridades para defender la constitucionalidad de sus actos tienen que ser cambios muy importantes en la forma en la comprensión del juicio”, José Ramón Cossío Díaz, Ministro SCJN.

Es compartida por los abogados que llevan los casos ante los jueces, y por las universidades públicas y privadas las cuales deben adaptar sus planes de estudio conforme a lo que llaman el nuevo paradigma constitucional de 2011”, José Fernando Franco González Salas, Ministro SCJN.

En la presentación del libro “El nuevo juicio de amparo, guía de la reforma constitucional y la nueva Ley de amparo” de Eduardo Ferrer Mac-Gregor y Ruben Sánchez Gil, el Ministro Cossío aseguró que es necesario corregir y depurar problemas técnicos en la nueva Ley de amparo.

El Ministro Franco González Salas explicó que los criterios jurisprudenciales servirán para precisar las expresiones normativas poco claras de la nueva Ley de amparo.

El jurista e investigador emérito de la UNAM, Héctor Fix-Zamudio reconoció que se presentarán grandes retos para los jueces de amparo por el número de tratados ratificados por el Estado mexicano.

“Den tener conocimientos muy amplios de lo que son los derechos de los tratados internacionales, por su puesto nadie se espera, ni los jueces más avezados conozcan todos los tratados de los que el gobierno mexicano es parte”.

La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los Pactos de Naciones Unidas y la Convención Americana de Derechos Humanos, dijo, deben ser los instrumentos base que deben estudiar los juzgadores.

Mario López Peña