Represión penal de crímenes Internacionales

El homicidio está tipificado en todas las legislaciones del mundo, sin embargo, deben conocerse las características que identifican a un homicidio como de lesa humanidad.

Son palabras del Presidente del Instituto Ibero-Americano de la Haya, Héctor Olásolo, durante su participación en el Seminario sobre Represión Penal de crímenes Internacionales.

“Es necesario que exista un ataque contra una población civil, si no hay un ataque contra una población civil, no hay un ataque de lesa humanidad… Existe una multiplicidad de actos de violencia, cometido contra un grupo civil identificado, con ciertas características, eso es lo que te marca la diferencia”.

Héctor Olásolo fue el experto invitado de la tercera sesión de este seminario con el tema Crímenes de Lesa Humanidad, que organizó la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Consejo de la Judicatura Federal, la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Olásolo hizo un llamado a los juzgadores federales a analizar el patrón de violencia de estos delitos, en el marco de sus competencias.

“Lo primero que nos obliga es quitarnos, sacar fuera, de nuestra mentalidad de resolver nuestro hecho individual, el que nos lleva por reparto, y comenzar a pensar que lo primero que nos exige la lesa humanidad es determinar el grupo objeto de la violencia y el patrón de violencia del que ha sido objeto… Habrá una forma de investigar y otra forma de proceder frente a lo que hasta ahora hemos tenido”.

Entre los delitos de lesa humanidad se encuentran la tortura, la desaparición forzada, violación, secuestro y genocidio.

El seminario es impartido a servidores públicos del Poder Judicial en el Instituto de la Judicatura Federal y distribuido a sus extensiones a nivel nacional por el sistema de videoconferencia.

Oscar Balleza