Exhuman restos de la madre de “El Lazca”

La PGR exhumó hoy el cadáver de la madre de Heriberto Lazcano Lazcano, máximo líder de “Los Zetas”.

La diligencia se realizó en un panteón de Pachuca, Hidalgo, para aplicar pruebas de ADN que reconfirmen que los restos del sujeto abatido el 7 de octubre pertenecen a “El Lazca”.

Heriberto Lazcano Lazcano, presuntamente resultó muerto en un enfrentamiento con la Marina en Progreso, Coahuila.

Horas después su cuerpo fue robado de la funeraria en la que se realizó la autopsia.

 

 

Reconoce OEA muerte de Heriberto Lazcano Lazcano

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, reconoció y destacó la muerte de Heriberto Lazcano Lazcano, a quien consideró uno de los criminales más importantes de la región.

“El hecho de que uno de los más connotados dirigentes esté fuera de acción es una buena noticia… Ha habido un éxito importante en los últimos años, en los últimos meses y el de ayer fue un hecho importante, esperemos que en otros países de la región también se produzcan los mismos éxitos… Es fundamental mantener el esfuerzo que se está realizando contra el crimen organizado”, José Miguel Insulza, Srio. Gral. OEA.

Confirman muerte de «El Lazca», líder de Los Zetas

La Secretaría de Marina confirmó hoy la muerte de Heriberto Lazcano Lazcano, alias “El Lazca”, máximo líder y fundador del Cártel de Los Zetas.

Lazcano fue abatido junto con otro presunto criminal el domingo pasado en Coahuila.

El cuerpo fue identificado a través de un análisis de fotografías y huellas dactilares.

Horas después de haber realizado la necropsia, el cuerpo del Jefe Zeta y el del otro delincuente fueron robados de la funeraria por un comando armado.

Heriberto Lazcano ganó fama por ser un capo sanguinario experto en tácticas militares de élite, pues era desertor del Ejército Mexicano.

Bajo su mando, los zetas están considerados responsables de algunas de las mayores matanzas realizadas por grupos de narcotráfico, como la de 72 migrantes sudamericanos en agosto de 2010 y la de 52 personas en un incendio provocado en un Casino de Monterrey un año después.

La PGR ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos por información sobre su paradero y Estados Unidos ofrecía cinco millones de dólares de recompensa.