Diplomado sobre la nueva Ley de amparo

En México deben definirse los alcances que posee el tema de la suspensión en la nueva Ley de amparo, demandó el magistrado Humberto Suárez Camacho.

Durante su participación en la Escuela Judicial, en el Diplomado de la nueva Ley de amparo, dijo.

“Porque con la vieja ley de amparo ya lo sabíamos, pero ahora nos cambiaron las cosas y si encima tenemos que ver requisitos de la suspensión y si nos la van cambiando con otros legisladores y no sólo eso, sino también los alcances”.

En este sentido pidió evitar confusiones en los juicios respecto a la negativa o prohibición que subsista en  actos reclamados.

“Esto se debe a condiciones naturales o bien por otros actos jurídicos, oye vengo contra la toma de nota de la asamblea del ejido del sindicato o lo que sea, no pues ya hasta quebró la empresa, ya no puede surtir efecto en la toma de nota”.

Añadió que la improcedencia y el sobreseimiento son figuras con las que el defensor se encuentra familiarizado a través del juicio de amparo.

Que quien haya frecuentado los tribunales federales, explicó, juzgados de distrito y tribunales colegiados, ha tenido como quejoso o propiciado como tercero perjudicado o autoridad responsable, la declaración de improcedencia de la acción en un juicio de amparo.

Oscar González

Control de convencionalidad

El Magistrado Federal Humberto Suárez Camacho confió en que los jueces mexicanos no tendrán mayores problemas para aplicar el control de convencionalidad, que estableció la reforma constitucional en materia de derechos humanos.

Al impartir una conferencia sobre el Control de convencionalidad y sus implicaciones en la impartición de justicia, el juzgador federal aseguró que serán pocos los casos en los que se deberá recurrir a los tratados internacionales para resolver una controversia.

“Debemos entender que la Constitución prevé un derecho que a la mejor el tratado amplia, interpretamos eso, si nos basta la Constitución, como es el 99 por ciento de los casos es donde nos dice que el acto no está fundado y motivado, no hay que ir al tratado verdad”.

Aseguró que no es momento de apretar el botón de pánico y explicó los asuntos en los que sí será necesario aplicar el control de convencionalidad.

“Oye es que este es un derecho ambiental, se está afectando el medio ambiente sano y la Constitución dice medio ambiente sano, entonces vamos al tratado a ver a que se ha obligado México cuando dice medio ambiente sano, entonces podemos encontrar algo de luz, entonces sólo en esos casos habrá que ir al derecho humano en atención al principio pro persona”.

Este principio, explicó el magistrado federal, establece que si hay varias interpretaciones dentro de lo coherente y de lo razonable, los jueces deben elegir siempre la interpretación más favorable a los derechos humanos.

La conferencia de Magistrado Humberto Suárez se dio en el marco del Seminario sobre la reforma constitucional en materia de derechos humanos y su impacto en la actividad jurisdiccional, que se realiza en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Distrito Federal.

Juan Carlos González