René Avilés Fabila recibió la Medalla Bellas Artes

René Avilés Fabila recibió la Medalla Bellas Artes en el recinto que él considera su casa.

 “Únicamente quiero agradecer al INBA y desde luego a CONACULTA la Medalla Bellas Artes 2014, es la cumbre de mi carrera con toda seriedad puedo decir que no pensé recibirla, no soy un escritor muy cómo, pero aquí estoy rodeado de colegas y amigos en la Sala Manuel M. Ponce”.

La belleza arquitectónica y la riqueza pictórica del Palacio de Bellas Artes lo deslumbraron tanto  que en su niñez decidió convertirlo en su catedral.

Ahora regresó al emblemático lugar que vio su carrera florecer para celebrar entre familiares y amigos su reconocida trayectoria.

“Pero he de precisar que si he llegado hasta este hermoso sitio cumbre del arte y la cultura de México ha sido gracias a los lectores, a los amigos entrañables”.

Un reconocimiento al escritor, al periodista, al maestro.

“En alguna ocasión René afirmó que se había casado con la literatura, que a la luz del día mantenía relaciones amorosas con el periodismo y que encontraba en el ejercicio de la docencia una plenitud muy intensa”, Rafael Tovar y de Teresa, Presidente CONACULTA.

Pasiones que lo llevaron a la novela y al cuento, a dirigir y escribir en suplementos culturales y a mantener una relación permanente con las aulas.

La obra René Avilés Fabila tiene dos intereses muy marcados, el amor y la política.

“René Avilés Fabila es por encima de todo un narrador, hasta sus memorias poseen el tono, el ritmo, el estilo de una narración, su escritura está precedida por el humor, por un humor amargo sin contemplaciones, añado, es algo que no le han podido perdonar sus críticos y sus enemigos, que tienes muchos”, Jaime Labastida, Director Academia Mexicana de la Lengua.

Así el INBA reconoció la trayectoria de un escritor con una estrecha relación con la cultura, la política y los jóvenes.

Emmanuel Saldaña

@emanuelcomunica

Homenaje a Ernesto de la Peña

No te puedo nombrar, veloz ajena huidiza, vital, vida sin eco, que manas nada más, como se nieva desde abajo la cumbre de los montes, como de pronto brutal y fervoroso, amargo, deletéreo, el amor nos habita y nos violenta”.

Con una sabiduría tan basta como la de los dioses.

De la sospecha sobre su dualidad humana divina por tan inmenso saber, ya no quedan dudas, es uno de ellos.

“Políglota insaciable, especie de dios-niño, una suerte de dios infantil perene que jamás conoció el aburrimiento, un dios niño siempre sonriente que se divertía al jugar con las palabras, eso y mucho más que eso fue nuestro queridísimo Ernesto de la Peña”, Jaime Labastida, Presidente Academia Mexicana de la Lengua.

En homenaje de cuerpo presente ante su familia, amigos, lectores y discípulos, en el Palacio de Bellas Artes, el poeta Eduardo Lizalde, lamentó, por todos, la muerte del insigne Ernesto de la Peña.

“No sólo desaparece un hombre excepcional, sino con él, esto es lo más terrible, todos los enormes tesoros que con su prodigiosa memoria guardaba en su cabeza, desaparece con Ernesto de la Peña, pues, un pozo de sabiduría y una fuente de luz, lo deploramos de veras sus amigos más fraternales y cercanos”.

Lo recordaron en su rostro humano, siempre magistral.

“Escuchar a Ernesto de la Peña era siempre una lección de idioma una posibilidad de aprendizaje, un vislumbre de enorme promotor del conocimiento”, Consuelo Saízar, Pdta. CONACULTA.

“En esta despedida apenas suficiente para mostrar el agradecimiento y respeto que nuestro país tiene por un espíritu ilustrado uno de los humanistas fundamentales de la vida mexicana en la segunda mitad del siglo XX que como pocos indagó en lo más profundo del conocimiento humano”, Teresa Vicencio, Directora INBA.

Una despedida, para el traductor, filólogo, crítico, ensayista y poeta Ernesto de la Peña, uno de los más grandes sabios, tanto, como los dioses.

Apenas hace unos días, en lo que fuera su último discurso público, advirtió la despedida, con una metáfora de su transformación a lo divino.

“Y nosotros, una vez que se extinga una breve luz, tenemos que dormir una noche eterna. La inmortalidad artística, es la sombra póstuma de los grandes”.

Mario López Peña

Homenaje a Granados Chapa

“El periodista debe huir de la rutina y de la comodidad y del contacto espurio con el poder”, decía Miguel Ángel Granados Chapa.

Crítico, obstinado, pero sensible, así fue recordado el periodista, el amigo, el esposo, a casi 2 meses de su fallecimiento.

CONACULTA, la Academia Mexicana de la Lengua y el INBA, rindieron homenaje a Granados Chapa en el Palacio de Bellas Artes.

Sus compañeros de profesión, recordaron sus andanzas en el periodismo, desde el golpe al periódico Excélsior hasta el último día de su vida.

“Hombre como el que más, amigo para mí, hermano en esos ya lejanos desgarres de mi vida, esos que hoy me hacen recordarte y despedirte Miguel Ángel en el retortijón frente a la muerte con ese verso de Miguel Hernández que me suena a epitafio, compañero el alma, compañero”, Vicente Leñero, Dramaturgo y Periodista, Remembranzas Imborrables.

“No sólo anticipo hoy el privilegio de encontrarlo a él, sino también el que tengamos juntos contacto y hasta cierta amistad eterna con Mozart con Shubert, con Beethoven y por qué no? Hasta con Shostakóvich”, Ruy Pérez Tamayo, Escritor e investigador.

Se exaltó el trabajo crítico y el empeño editorial de Granados Chapa.

“Sus artículos respondían a razonamientos cada vez más sólidos, no era pues, nunca lo fue un informador como se dice ahora, sino una conciencia crítica, no son pocos quienes lo han llamado el Francisco Zarco de nuestro tiempo”, Jaime Labastida, Director de la Academia Mexicana de la Lengua.

Fue reconocida su dotada memoria, se dijo, sólo comparable a la de Juan José Arreola.

La Plaza Pública de Miguel Ángel Granados Chapa fue recordada una vez más, antes de guardar silencio por siempre.

Martha Rodríguez

 

Convocatoria para la Primera Bienal de Artes Indígenas

“Los indígenas han resistido y siguen teniendo una voz  propia, eso es lo que hace que nosotros establezcamos esta mirada sobre la estética que estos pueblos están estableciendo”, Miriam Morales, Dir. General de Culturas Populares.

Un acercamiento al mundo indígena por medio del arte.

Su objetivo: reconocer, fomentar y difundir las artes contemporáneas de los pueblos del continente americano.

Son sus creaciones, formas y necesidades como expresión humana global.

Es la convocatoria de la Primera Bienal Continental de Artes Indígenas Contemporáneas.

“Conocer todo lo que se hace en el continente desde Alaska hasta la Patagonia de artes indígenas”.

Dirigida a creadores y colectivos indígenas para que expresen sus tradiciones.

Se otorgarán tres premios: el primer lugar en cada una de las categorías obtendrá 10 mil dólares.

Los ganadores se darán a conocer el 9 de agosto de 2012,  Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

“De darle una mayor visibilidad a todo lo que hace justamente las artes indígenas contemporáneas”, Consuelo Sáizar, Pdta. CONACULTA.

La relación con el tiempo y el espacio; el medio ambiente y el universo estético de las culturas, serán sus temáticas.

Entre las disciplinas se encuentra: dibujo, fotografía, video, escultura y adorno corporal.

Organiza el INBA, la Dirección General de Culturas Populares y el Centro Nacional de ladibujo, fotografías Artes.

Oscar González