Independencia judicial

Es creciente la preocupación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por los atentados a la independencia judicial en la región.

Por ello, aseguró Jorge Humberto Meza, abogado de la Comisión Interamericana, se están redoblando esfuerzos para proteger este principio.

“La realidad que hay en la región implica que la Comisión tenga que adecuar sus mecanismos de monitoreo y también los estándares con los que cuenta para poder responder a estos problemas que enfrentan las y los operadores de justicia”.

Una de las muestras más recientes de atentado a la independencia judicial, es la decisión del Congreso de Honduras, en diciembre pasado, de destituir a los jueces de la Corte Suprema.

Para garantizar el efectivo acceso y la protección de los derechos humanos, subrayó, la independencia de los jueces se convierte en un factor decisivo.

«Desde la perspectiva del debido proceso y desde la perspectiva de protección judicial, la Comisión lo que ha entendido es que cuando los jueces hacen un esfuerzo especial para hacer que prevalezcan los derechos humanos contenidos en estos derechos se transforman en defensores de derechos humanos”.

La Relatoría sobre Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de la Comisión Interamericana, dijo, es el área que trata los casos de atentado contra la independencia judicial.

Entre los tratados que garantizan el derecho a un juez o tribunal independiente son:

La Declaración Universal de Derechos Humanos en su artículo 10, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos en su artículo 14, la Declaración y el Programa de Acción de Viena de 1993, y la Convención Americana.

Mario López Peña