Movimientos sociales

Fue durante el sexenio de Miguel de la Madrid, cuando las organizaciones sociales aparecieron en la arena electoral.

Antes, para esas agrupaciones, no era viable alcanzar sus objetivos por esta vía.

Para ellos, el cambio solo se lograría a través de las armas.

Así lo explicó, la catedrática Ligia Tavera, en un estudio sobre movimientos sociales.

Esos grupos que no creían en la vía electoral, se dedicaban a invadir terrenos para formar colonias que se regían por la autogestión.

“El movimiento urbano popular se enmarca dentro de un proyecto político más amplio de corte revolucionario incompatible con la democracia representativa”.

Pero la situación cambió, luego de los sismos de 1985, cuando las organizaciones vecinales lograron que el gobierno expropiara 5 mil 563 inmuebles para beneficio de 180 mil damnificados.

Dichas organizaciones se comienzan a vincular con los partidos políticos con el fin de incursionar en el terreno electoral.

Además de alterar la estructura y composición del sector de los movimientos sociales, el movimiento transforma a sus dirigentes, los líderes se relacionan con el poder a un nivel nunca antes imaginado y en esa relación modifican la percepción que tienen sobre ellos mismos, sobre el gobierno y sobre el movimiento urbano popular”.

A partir de ese momento sus líderes se transformaron en dirigentes sociales.

Después y gracias al respaldo de sus seguidores se convirtieron en representantes políticos con poder de participación y decisión.

Actualmente, dirigentes de aquellos grupos que enarbolaban la vía armada, son representantes populares, elegidos por la vía democrática.

José Luis Guerra García

1985, año de tragedias

Para los mexicanos el año de 1985, puede ser considerado como el año de las tragedias.

Pues no solo azotó al país el sismo de 8.1 grados en la escala de Richter, sino también los efectos de la severa crisis que heredó el gobierno de José López Portillo.

1985 marcó la mitad del camino en el sexenio de Miguel de la Madrid.

Presidente que tuvo que enfrentar estos y otros desafíos para evitar que México se desmoronara.

La población sufrió los embates de la fuga de capitales por 22 mil millones de dólares y el pago de 40 mil millones en esa divisa, en intereses de la deuda externa.

Un aumento indiscriminado de precios al consumidor, ya que en ocasiones un producto cambiaba de costo, 2 o hasta 3 veces el mismo día.

En ese año la inflación se ubicó en 63.75 por ciento y cerró el sexenio en 2 mil 412 por ciento.

El dólar controlado se ubicaba en 203.54 pesos y el libre en 221.60 al iniciar el año, cerrando ambos por arriba de los 500 pesos.

El salario mínimo diario era de mil 250 pesos, el equivalente a un peso con 25 centavos de nuestros actuales pesos, pues hay que recordar que en 1993, se le quitaron 3 ceros a la moneda.

La economía en ese año, a pesar de todo, registró un discreto crecimiento por arriba del 2 por ciento.

En lo político, el Presidente de la República era de extracción priísta, partido con mayoría absoluta en el Congreso de la Unión.

El regente, era Ramón Aguirre, no existía la Asamblea Legislativa y el PRI, gobernaba en todos los estados del país.

En ese año fue detenido en abril en Costa Rica, Rafael Caro Quintero, acusado del asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena.

El mexicano Emilio Rosenblueth ganaba el Premio Príncipe de Asturias por sus estudios en sismología y construcción.

Mijael Gorbachov fue electo Presidente de Rusia y Ronald Reagan, reelecto Presidente de Estados Unidos.

En lo deportivo, Hugo Sánchez ganó su primer pichichi con el Atlético de Madrid.

En la radio marcaban la pauta rock 101 y W FM.

Comenzaron a descollar grupos como Flans, Pandora, Timbiriche, Mecano, Soda Stereo cantantes como Luis Miguel, Pablo Milanes, Julio Iglesias entre otros.

A nivel internacional Madonna triunfa con su disco Like a Virgin y surge el grupo Guns n’ Roses.

Se lleva a cabo el primer concierto Rock In Rio, se graba We Are The World  y se realiza el concierto Live Aid para recaudar fondos para combatir el hambre en Etiopía.

En la televisión se veía a Don Gato y Su Pandilla, Plaza Sésamo y el Auto Increíble.

En el cine se estrenaron el Color Purpura, Volver al Futuro y la Rosa Purpura del Cairo.

Se lanza al mercado la primera versión de Windows de la historia.

Los jóvenes se divierten con el Nintendo Nes, sucesor del Atari; y escuchan música en su walkman.

Los autos de moda son el Vocho, la Caribe, el Magnum, Le Baron y Dart K.

Comienza a operar la banca por teléfono.

Surgen las fiestas de luz y sonido, en los video bares y se abre la primera sucursal de Mc Donalds, inaugurada el 29 de octubre, generando tumultos y colas para adquirir una Big Mac y una malteada.

La moda eran los blue jeans y los pantalones ajustados de algodón.

Las mujeres usaban peinados estrafalarios, acompañados de muchos collares y pulseras.

Esto, era parte de lo que acontecía en México y el mundo en diversos ámbitos, en el año del temblor que marcó a la Ciudad de México. 

José Luis Guerra García

Hospitalizan a Miguel de la Madrid

El ex presidente, Miguel de la Madrid, fue internado hoy de urgencia en el Hospital Militar de la Ciudad de México.

Esto debido a un enfisema pulmonar que padece desde hace años.

De la Madrid gobernó México de 1982 a 1988, y está por cumplir 77 años.