El juicio al Cura Miguel Hidalgo

El cura Miguel Hidalgo fue sometido a un juicio muy peculiar.

En 1808 otros curas lo acusaron de emitir opiniones impropias de un religioso.

La Inquisición le inició un proceso.

Lo que es característico de él son sus opiniones, los curas lo acusan de que niega la concepción de la Virgen María, que Hidalgo señala que los curas no siempre habían tenido que guardar el celibato, cosa que históricamente es cierta”, Francisco Ibarra Palafox, Investigador UNAM.

Este proceso permaneció abierto casi un año, pero la Inquisición lo archivó por falta de pruebas.

Tras el inicio de la Guerra de Independencia, ese tribunal sacó nuevamente el expediente y recopiló constancias.

“Como ese juicio tiene constancias mucho más agresivas contra el cura, este juicio va a acabar hasta 1813 ya que Hidalgo está muerto”. 

El juicio militar inició tras la detención de Hidalgo en Acatita de Baján.

Fue encarcelado en una iglesia.

Se le retiró el fuero eclesiástico.

“Le piden que se arrodille, se aceran y le rompen las ropas que tiene de sacerdote”.

En este proceso se reunieron constancias con la crónica de Hidalgo sobre el inicio de la guerra.

Incluso, pudo haber sido víctima de tortura.

“Hay quien señala que Hidalgo se arrepiente, en algún momento parece que sí, pero no podemos descartar la posibilidad de tortura”.

El cura reconoció que asesinó españoles porque el pueblo se lo pidió, y confesó sus estrategias.

Finalmente se declaró su culpabilidad y fue fusilado.

“Relatan algunos de los testigos que después de las balas todavía se movía el cuerpo y que fueron y lo remataron”. 

Mario López Peña

@elogiodeljabon

Traslado de restos

Regresaron a la Columna de la Independencia.

Once urnas en un cortejo funebre con los restos de Miguel Hidalgo; José María Morelos; Vicente Guerrero; Ignacio Allende; Juan Aldama; Mariano Jiménez; Nicolás Bravo; Mariano Matamoros; Guadalupe Victoria; Leona Vicario; Andrés Quintana Roo y Javier Mina.

A partir de ahora, los héroes de la patria descansan de nuevo, en la Columna de la Independencia, en el mausoleo de Ángel, que fue remodelado y acondicionado para garantizar su preservación.

Hace casi un año, con motivo de los festejos del centenaro de la revolución y el Bicentenario de la Independencia de México, los restos de los héroes insurgentes fueron retirados, con los máximos honores militares, del Ángel de la Independencia, para ser  trasladados al Museo Nacional de Historia en el Castillo de Chapultepec.

Ahí se habilitó un laboratorio, donde especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia, les aplicaron pruebas y posteriormente, fueron llevadas al Palacio Nacional, para ser exhibidas en la exposición México 200 años, la patria en construcción.

A las osamentas se les practicaron estudios para conocer más de la vida de los héroes mexicanos, como las enfermedades que padecían, su complexión física, así como las circunstancias en que ocurrieron sus decesos.

Oscar González

Juicios que cambiaron la historia: Miguel Hidalgo

El cura Miguel Hidalgo, impulsor del movimiento de independencia, fue acusado de herejía y crimen de lesa majestad, por dividir al reino de la Nueva España, lo que motivó que fuera sometido a proceso judicial en mayo de 1811, ocho meses después de iniciar la rebelión.

“El 7 y 8 de mayo se abrirá el proceso de Hidalgo y tendrá un proceso del cual no voy hablar en este momento, sino solo mencionarlo como punto de partida, tendrá un  proceso militar y un proceso eclesiástico, además del proceso de inquisición que se arrastraba de 10 años antes y se junta pues, una situación bastante peculiar en él, puesto que hay tres tipos de procesos”, Ana Carolina Ibarra, IIH-UNAM.

La Santa Inquisición también proceso a Hidalgo, no por el hecho de haber negado algunos dogmas de la iglesia, sino por atentar contra el orden político que prevalecía en esa época.

“Y hay que entender aquí el papel del Santo Oficio en la Nueva España, más que un papel de persecutor de brujas y hechiceros y ese tipo de cosas que también los perseguía, tiene una función política muy importante, en términos de asegurar y garantizar que existiese una fidelidad al orden político existente”, Óscar Cruz Barney, Presidente del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México.

Hidalgo afirmó que era juzgado por defender sus ideales y luchar contra la opresión; dejando en claro que nunca había puesto en duda los dogmas de la iglesia, a pesar de ello fue expulsado de la iglesia católica; y después, fue juzgado en el fuero militar, en donde es condenado a la pena de muerte, junto con otros impulsores del movimiento.

“Se les fusila, a todos aquellos a los que se les abre una causa milita, Allende, etcétera, y se les cortan las cabezas y las cabezas se mandan a la Alhóndiga y se exhiben durante años, hasta donde tengo conocimiento las cabezas de Aldama, de Allende, de Hidalgo fueron bajadas de la Alhóndiga hasta que se declaró la Independencia de México, mil 821”, Francisco Ibarra Palafox, IIJ-UNAM.

Dos años después, la Santa Inquisición concluyó el proceso que había abierto en contra del cura Hidalgo.

“Los inquisidores en la resolución del juicio, dicen que ni condenan, ni perdonan a Miguel Hidalgo, que se archive el expediente”.

Pero además, antes de iniciar el movimiento de independencia, a Hidalgo le fueron embargados sus bienes y propiedades, ante su incapacidad de pagar ciertos tributos al reino de España.

José Luis Guerra García

No pasan verificación

La Dirección de Verificación y Reglamentos de la delegación Miguel Hidalgo reveló que sólo el 30.6 por ciento 235 comercios revisados tienen sus papeles en regla; al 44 por ciento se les colocaron sellos de suspensión de actividades y el 25.6 por ciento restantes fueron clausurados por violar la Ley de establecimientos mercantiles.