Monitoreo ciudadano

Durante el proceso electoral de 2012, las redes sociales se consolidaron como un medio importante para la confrontación de las ideas, pero también como arena para la difusión de campañas negativas y desinformación.

Así lo señalaron especialistas en medios de comunicación, que presentaron los resultados del observatorio y monitoreo ciudadano de medios, el OMCIM.

Una herramienta que se puso en marcha seis días antes de la elección, para detectar cuentas de Twitter, que se utilizaron para divulgar mentiras, rumores y amenazas.

“Detectamos también algunas fenómenos como intolerancia entre los usuarios… Perfiles falsos, cuentas apócrifas, hubo mucha actividad”, Jorge Rendón, Observatorio y Monitoreo Ciudadano de Medios.

De acuerdo con el observatorio,  Enrique Peña Nieto fue el candidato que recibió más ataques en las redes sociales, seguido por Andrés Manuel López Obrador y al final Josefina Vázquez Mota.

Sin embargo, los integrantes del observatorio señalaron que es difícil determinar si esa información negativa influyó o no en los resultados de la elección presidencial.

Los especialistas destacaron la importancia que han cobrado las redes sociales en nuestro país, donde hay 25 millones de usuarios de Facebook y 10 millones de cuentas de Twitter.

“Es muy probable que dado el crecimiento de los usuarios en los próximos años, el peso de las redes sociales sea un fenómeno creciente”, Mario Campos, Periodista.

El observatorio hizo un llamado a los usuarios de las redes sociales a promover una comunicación política que se deslinde del odio y la mentira.

Juan Carlos González

Observatorio y monitoreo ciudadano de medios

El proceso electoral de 2012 está en la mira de la sociedad civil.

El Observatorio y Monitoreo Ciudadano de Medios reportará todo lo que suceda en las redes sociales.

El IFE aportó un millón 400 mil pesos para este proyecto ciudadano en el que participa la Universidad Iberoamericana y otras organizaciones civiles.

Facebook, Twitter y You Tube están entre los sitios que serán observados durante las campañas, la jornada de los comicios y el proceso postelectoral.

La medición será cualitativa y cuantitativa.

“Vamos a ver cuáles son el volumen de conversación que tienen los usuarios, vamos a ver quiénes son los que elaboran los contenidos, quienes tienen mayor actividad o mayor influencia”, Jorge Rendón Riba, Cosmo Ciudadano.

Los resultados de este ejercicio ciudadano se publicarán todos los días en la página de El Observatorio y Monitoreo Ciudadano de Medios.

La información se agrupará por temas: Menciones de cada candidato, análisis del comportamiento de las redes, links compartidos y contenidos.

El objetivo es que tengamos un mejor proceso de comunicación en estas elecciones, evitar los riesgos de discursos de odio, rumores, etc”, Regina Santiago Núñez, OMCIN.

Politólogos y comunicólogos  publicarán artículos en los que analizarán los resultados de la actividad que se observe en las redes sociales.

El Observatorio y Monitoreo Ciudadano considera que este ejercicio contribuirá a fortalecer la democracia y la transparencia en el proceso electoral.

“El hecho mismo de que se puedan exhibir fallas, sesgos, abusos o excesos, son suficientes aportaciones para que la audiencia sepa quién abusa o quién se excede”, José Carreño Carlón, Dir. División de Estudios Profesionales UIA.

Verónica González