Un niño en el mundo muere cada segundo

Cada cinco segundos muere un niño en el mundo, de acuerdo a un estudio de la UNICEF que se dio a conocer hoy.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia asegura que muchos de los fallecimientos se pueden evitar con medios sencillos y baratos.

Las causas más frecuentes de muerte entre niños menores de cinco años son la neumonía, las complicaciones en el parto, enfermedades como la malaria y la desnutrición.

De cada cinco niños  que mueren antes de su quinto día, cuatro son del sur de Asia y de África.

En India, Nigeria, Pakistán, China y República Democrática del Congo se concentran la mitad de los casos de mortalidad infantil.