IFE transfiere patrimonio a INE

El IFE dio a conocer el acuerdo por el que se establecen las bases para transferir su patrimonio y asuntos pendientes de resolver, al nuevo Instituto Nacional Electoral. Con corte al 28 de febrero se informará el estado que guardan los recursos humanos, presupuestales, financieros y materiales, entre otros derechos y obligaciones.

Testamentos públicos

La pareja conformada por la Familia Rodríguez tiene 55 años de matrimonio… Saben que la vida no es eterna.

Por ello se sumaron al programa para el otorgamiento de testamentos públicos abiertos en el Distrito Federal.

“Creo que si es importante hacerlo para no dejarlos en problemas, arreglar los papeles bien para que más adelante no haya problemas, ya ve que lo que ha pasado que luego muchos andan en dificultades… Cuando ya llega uno a fallecer ya sabe qué persona es la que se va a encargar de repartir”, Sr. Rodríguez.

Pues para arreglar el testamento para el patrimonio de mis hijos y no dejar problemas más adelante y todo quede arreglado”, Sra. Rodríguez.

También la Familia Guevara, con dos hijos pequeños, uno de dos y una de apenas un año de edad, se sienten tranquilos porque si en algún momento de su vida llegaran a faltar, ellos contarán con un patrimonio.

“Generalmente nosotros pensamos que uno por ser joven no se garantiza que siempre pueda durar más tiempo no, nosotros pensamos que a través del testamento, si no podemos garantizar una vida adecuada para los niños, al menos podemos garantizar que tengan un futuro más o menos cierto no, es lo que nos interesa a nosotros”, Sr. Pedro Guevara.

Las leyes mexicanas contemplan diversas modalidades de testamento, la más usual y la que recomiendan los especialistas es el testamento público abierto.

Instrumento legal que expresa la voluntad del legítimo propietario o testador para que una o varias personas, adquieran el derecho de su propiedad después de su fallecimiento como legítimos herederos de su bien.

“Hoy le llamo yo a este programa la joya de la corona el de testamentos… Para que se pueda modificar el mil 520 del código civil se pueda modificar en próximos días, para que no tengamos ese amago pues que hay de una sanción por un reclamo de un testamento”, Alfredo Hernández Raigosa, Dir. Gral. de Regularización Territorial.

De esta manera se cuenta con el apoyo para que el testamento tenga un costo de 400 pesos para los adultos mayores; y de mil 100 pesos para las personas menores de 68 años.

Oscar González

Mariachi, Patrimonio de la humanidad

William tiene 22 años como mariachi, toca la guitarra y canta; se siente orgulloso de ser mexicano.

“No es difícil todo es que a uno le guste, que uno tenga ganas de salir adelante, es como cualquier profesión, la cosa que  es que lo que uno le interese sea para bien”, William Trole, Mariachi.

Por ser un elemento de la cultura mexicana y de sus tradiciones, la UNESCO declaró al mariachi como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Se consideró al mariachi porque transmite valores y respeto hacia la identidad nacional, de generación en generación.

“Pero la música de mariachi como tal no tiene difusión, el repertorio de mariachi que son los sones, los huapangos, los jarabes eso no se difunde”, Antonio Covarrubias, Unión Mexicana de Mariachis.

En México sólo hay 3 escuelas de mariachi ubicadas en el Distrito Federal, Guadalajara y Durango.

No obstante, se estima que en la Zona Metropolitana del Valle de México, hay más de 7 mil mariachis.

Y han trascendido fronteras.

“De los más lejanos,  Japón, Australia, Alemania, en todas partes hay mariachi y donde más hay, en Colombia, Venezuela”.

Don Ramón tiene 30 años de mariachi, la mayoría trabajando en Garibaldi, vive de su música y sabe que así morirá.

“Hay niveles de mariachis, hay mariachis que lo toman casi el trabajo por una necesidad y hay otros que  tenemos gusto y queremos siempre subir más arriba”, Ramón Galindo, Mariachi.

El reconocimiento de la UNESCO se recibirá en tres meses.

Se prepara una fiesta de 24 horas con música de mariachi que se tocará en 150 países en donde hay una embajada o consulado mexicano.

Martha Rodriguez