Mayor participación ciudadana para combatir corrupción

Sólo con una política pública de rendición de cuentas y un cambio en la cultura social podrá disminuir el fenómeno de la corrupción en México, advirtieron académicos.

En el foro: “El órgano anticorrupción, límites y oportunidades” recordaron la reforma para combatir la corrupción, aprobada por el Senado de la República el 13 de septiembre pasado.

“Creemos que esta reforma no puede verse en ningún momento como la culminación de esa política, ni como la solución mágica que va a resolver el problema de la corrupción en el país”. Sergio López Ayllón, Director CIDE.

En la Casa del Tiempo de la Universidad Autónoma Metropolitana, advirtieron que sin un auténtico servicio profesional de carrera, el combate a este fenómeno no dará resultados.

Miguel Pulido, del Centro de Análisis e Investigación, FUNDAR, afirmó que el primer desafío es que la legislación secundaria no contradiga al texto constitucional, sino que por el contrario lo haga operativo.

“Porque las personas no tenemos el deber jurídico de soportar las consecuencias de conductas antijurídicas que nos afectan en la vida”.

Otro factor importante, señalaron, será siempre la participación ciudadana para poder denunciar los actos de corrupción.

Añadieron que de acuerdo a la encuesta de latinobarómetro lo que más afecta en la actualidad a la democracia mexicana es la corrupción.

Oscar González

Política pública para el manejo ecosistémico en áreas costeras y marinas

De acuerdo con especialistas en materia ambiental, diversas pesquerías en los mares mexicanos están sufriendo de sobreexplotación.

Se calcula que las pesquerías comerciales del Golfo de México tienen un 19 por ciento de sobre explotación.

En el Pacífico la cifra llega al 27 por ciento.

Los datos se obtuvieron de la Carta Nacional Pesquera.

“Este tipo de efecto pues puede tener efectos para los pescadores que ven disminuidas sus capturas y por supuesto, afecta a la economía de las personas comunidades que dependen de ellas… Va ligado a la parte ambiental, porque estamos hablando de especies marinas que pueden, en el ámbito comercial, verse afectadas pero que tienen funciones en el ecosistema”, Eduardo Rolón, Inv. Comunidad y Biodiversidad A.C.

En el seminario “Política pública para el manejo ecosistémico en áreas costeras y marinas”, los expertos participantes propusieron establecer reservas marinas que protejan la biodiversidad en este medio.

Destacaron que el deterioro de ecosistemas costeros y marinos es una tendencia mundial.

Para revertir los daños, se han establecido en el planeta cinco mil 800 reservas marinas en diversas en diversos países.

Reportan que los beneficios se han reflejado en la recuperación de más de 400 por ciento del materia total de los seres que viven en el océano.

Mario López Peña