Bajo la sombra del secuestro

Emilio Daniel Cumjama, investigador del Instituto Nacional de Ciencias penales, aseguró que el delito del secuestro se ha democratizado.

“El secuestro tradicional que es el que nosotros comúnmente conocemos, pero también tenemos una gama diferente de privaciones de la libertad que se pide algo a cambio, una que ha elevado la cifra de forma  vertiginosa ha sido el secuestro exprés”.

En la presentación de la obra “Bajo la sombra del secuestro”, destacó que hay una creciente tendencia de los gobernantes a negar las condiciones de este delito.

Víctor Hugo Pérez, doctor de la Federación Mexicana de Médicos y Peritos en Ciencias Forenses, destacó que los problemas educativos siguen siendo una fuente del problema.

“El secuestrador es una persona que en su léxico, en su cultura, en su formación “humanística”, tiene no más de 200 palabras, eso es brutal, demoledor para nuestra sociedad”.

José Luis Cisneros, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, explicó por qué ha aumentado el número de jóvenes que participan en el delito de secuestro.

“Cada vez tenemos jóvenes que están dispuestos a cometer cualquier tipo de tropelía porque finalmente tienen un futuro clausurado”.

Los investigadores coincidieron en que el aumento de penas no inhibirá la incidencia de este delito.

Mario López Peña